jueves, 25 de junio de 2015

Ángelus del Papa Francisco. 24/06/2015

Homilías del Papa y Temas sacerdotales

Francisco \ Audiencias y Ángelus

Entre miles de peregrinos de todo el mundo, 
el Papa saluda a un pequeño - AP

No se hiera el alma de los niños, no sean rehenes de sus padres. 

Recemos por las familias separadas, pidió el Papa
24/06/2015 12:16SHARE:

(RV).- «Que este encuentro alimente la fe, dé nuevo impulso a la esperanza y haga fecunda la caridad», deseó el Papa Francisco a los miles de peregrinos de tantas partes del mundo, que acudieron a la audiencia general, celebrada en la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista.

Recemos por todas las familias separadas: que no se hiera el alma de los hijos, que los pequeños no sean rehenes de papá y mamá. 

El Obispo de Roma reiteró las palabras de Jesús y exhortó a no escandalizar a los pequeños, con el anhelo de que «Jesucristo sane toda herida presente en la vida de las familias y las haga testimonio de su misericordia y amor»:

«Pidamos al Señor que ayude a las familias para que puedan vivir en su amor. Jesús nuestro Salvador sane todas las heridas del alma. El amor verdadero sabe pasar a través de la tempestad de las dificultades sin quebrantarse, aún más fortaleciéndose y volviéndose más sólido. Recemos por todas las familias separadas, para que vuelvan a encontrar la luz de su primer amor y vivan estos momentos sin herirse y sin herir a los hijos. El Señor bendiga a todas las familias y las proteja del maligno».

En su cordial saludo a los peregrinos polacos y coincidiendo esta fecha con las vacaciones veraniegas, en algunas partes del mundo, el Papa exhortó a atesorar el tiempo vacacional para cultivar el encuentro con el Señor, con parientes y amigos y reponer las energías físicas y espirituales:

«Queridos hermanos y hermanas, al tiempo que entramos en el periodo de las vacaciones de verano, recordemos que Dios nos dona este tiempo para un buen descanso físico, pero también para recargar el espíritu y para fortalecer nuestros lazos con familiares, amigos y con Dios. Nunca olviden la oración, la Misa dominical y las obras de caridad hacia los necesitados»

Con su tradicional saludo especial a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, hizo hincapié en la figura de San Juan Bautista, el Precursor, la ‘voz’ enviada a anunciar a Cristo el Verbo encarnado, llamado a ‘preparar el camino’ delante del Mesías:

«Queridos jóvenes, en especial ustedes, confirmandos de Saluzzo y los del Movimiento juvenil San Francisco, de Plaza Armerina, que la radicalidad evangélica del Precursor los impulse a opciones valientes en favor del bien; queridos enfermos, que su fortaleza los sostenga en llevar la cruz en unión espiritual con el corazón de Cristo; queridos recién casados, que sus lazos con el Cordero los ayuden a unir a sus familias en el amor».
(CdM – RV







Publicar un comentario