sábado, 4 de abril de 2015

El Jueves santo del Papa Francisco entre los presos

Homilías del Papa y Temas sacerdotales

Con nombre y apellido
· El Jueves santo de Francisco 
entre los detenidos de Rebibbia ·
3 de Abril de 2015




Jesús dio la vida por cada hombre: «por ti, por ti, por mí, por él, por cada uno, con nombre y apellido», explicó el Papa Francisco a los detenidos de la cárcel romana de Rebibbia, donde celebró la misa «in coena Domini» el 2 de abril por la tarde, Jueves santo. 

El amor de Dios —recordó antes del rito del lavatorio de los pies con seis reclusos y seis reclusas (entre los cuales una mujer nigeriana con su niño)— es «personal» y «nunca defrauda, porque Él no se cansa de amar, como no se cansa de perdonar, no se cansa de abrazarnos». 

Jesús, dijo de nuevo, «nos amó, a cada uno de nosotros, hasta el final».

En esta clave el Pontífice leyó el gesto realizado por el Señor con los apóstoles. «Yo lavaré hoy los pies de doce de vosotros —dijo— pero en estos hermanos y hermanas estáis todos vosotros. 

Todos los que viven aquí. Vosotros los representáis a ellos». Y añadió: «También yo necesito ser lavado por el Señor, y por eso rezad durante esta misa para que el Señor lave también mis suciedades, para que yo llegue a ser un mejor siervo vuestro, un mejor siervo al servicio de la gente, como lo fue Jesús».

Homilía del Papa


Ejemplo precioso
 que muestra el alma del Santo Padre a lo vivo.

Franja

Publicar un comentario