domingo, 26 de julio de 2015

Ángelus del Papa el 26/07/2015

Homilías del Papa y Temas sacerdotales

Los secuestrados en Siria y la próxima JMJ
en Cracovia en el corazón del Papa

 
Una multitud de peregrinos se dieron citaen la plaza de San Pedro
 para rezar el Ángelus dominicaljunto al Papa Francisco - RV

26/07/2015 12:26SHARE:

(RV).- Al finalizar la oración mariana, ante una plaza de San Pedro repleta de peregrinos no obstante el calor, el Santo Padre Francisco con un gesto simbólico, clicando sobre un dispositivo electrónico, se inscribió en primer lugar a la JMJ de Cracovia, dando así apertura a las inscripciones de los jóvenes.

“Quise abrir yo mismo las inscripciones", "he aquí me inscribí como peregrino mediante el dispositivo electrónico", afirmó el Obispo de Roma recordando que esta Jornada, celebrada durante el Año de la Misericordia, será, en cierto sentido “un jubileo de la juventud” para reflexionar sobre el tema “Beatos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia”.

El Pontífice dirigió luego un apremiante llamamiento por la liberación del padre Dall’Oglio, recordando que en algunos días se celebra el segundo año de su secuestro, sin olvidar a los Obispos Ortodoxos secuestrados en Siria y a todas las personas secuestradas en zonas de conflicto: "Espero - dijo - en el renovado empeño de las competentes Autoridades locales e internacionales, para que a estos hermanos nuestros les sea restituida la libertad".

Tras saludar a los peregrinos presentes provenientes de Italia y de otros países del mundo, Francisco recordó que hoy la Iglesia celebra a los Santos Joaquín y Ana, padres de la Beata Virgen María y abuelos de Jesús. El Papa dirigió un saludo especial a todos los abuelos y abuelas, “agradeciéndoles por su preciosa presencia en las familias y por las nuevas generaciones”.

Éstas fueron sus palabras:

Queridos hermanos y hermanas,
Hoy se abren las inscripciones para la trigésimo primera Jornada Mundial de la Juventud, que se desarrollará el próximo año en Polonia. Quise abrir yo mismo las inscripciones y por esto hice venir junto a mí a un muchacho y una muchacha, para que estén conmigo en el momento de abrir las inscripciones, aquí, delante de ustedes. He aquí, me inscribí en la Jornada  como peregrino mediante este dispositivo electrónico. Celebrada durante el Año de la Misericordia, esta Jornada será, en cierto sentido, un jubileo de la juventud, llamada a reflexionar sobre el tema: “Beatos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia” (Mt 5,7). Invito a los jóvenes de todo el mundo a vivir esta peregrinación ya sea dirigiéndose a Cracovia que participando en este momento de gracia en las propias comunidades.

Dentro de algunos días se celebra el segundo aniversario desde cuando, en Siria, fue secuestrado el padre Paolo Dall’Oglio. Dirijo un sentido y apremiante llamado por la liberación de este estimado religioso. No puedo olvidar también a los Obispos Ortodoxos secuestrados en Siria y a todas las otras personas que, en las zonas de conflicto, han sido secuestradas. Espero en el renovado empeño de las competentes Autoridades locales e internacionales, para que a estos hermanos nuestros les sea restituida la libertad. Con afecto y participación a sus sufrimientos, queremos recordarlos en la oración y recemos todos juntos a la Virgen: Ave María…

Los saludo a todos ustedes, peregrinos provenientes de Italia y de otros países, saludo a la peregrinación internacional de las Hermanas de San Félix, a los fieles de Salamanca, a los jóvenes de Brescia que están desarrollando un servicio en el comedor de los pobres de la Caritas de Roma, y a los jóvenes de Ponte San Giovanni (Perugia).

Hoy 26 de julio la Iglesia recuerda a los Santos Joaquín y Ana, padres de la Beata Virgen María y abuelos de Jesús. En esta ocasión, quisiera saludar a todas las abuelas y a todos los abuelos, agradeciéndoles por su preciosa presencia en las familias y por las nuevas generaciones. Para todos los abuelos vivos, pero también por aquellos que nos miran desde el cielo, ¡demos un saludo y un hermoso aplauso!

¡A todos les deseo un feliz domingo! Y, por favor,  no se olviden de rezar por mí. ¡Feliz almuerzo y hasta pronto!

(María Cecilia Mutual - RV)
Publicar un comentario