domingo, 1 de diciembre de 2013

EEUU cierra su embajada en el Vaticano

Blog de Tío Paco-Franjaoli-Franja

 Una noticia que conviene resaltar, para que conozcamos cómo piensan de la Iglesia católica alguno de los dirigentes mundiales más poderosos de a tierra. 

Con la retirada de su embajada en el Vaticano, Obama demuestra la importancia que le da a la autoridad moral de todos esos ciudadanos estadounidenses.  68,5 millones de católicos. La cuarta nación del mundo con más católicos.

EEUU cierra su embajada en el Vaticano.


·                                 Publicado por Juan Carlos Dadah el noviembre 30, 2013 a las 3:57am
·                                 Ver blog

·                                 Obama se quita la careta y muestra su desprecio hacia la Iglesia católica:



§             Y traslada las oficinas a un anexo de la embajada en Italia.
§             En 2009 el Vaticano vetó el nombramiento de la abortista Caroline Kennedy como embajadora ante la Santa Sede.
§             Sus políticas Nuevo Orden Mundial -fomento del aborto, de la investigación con embriones humanos y del matrimonio homosexual- le han enfrentado con los obispos de su país.
§             Su reforma sanitaria pretende obligar a la Iglesia a financiar  la anticoncepción, la esterilización y las píldoras abortivas.
§             El cuerpo diplomático del Vaticano es el más antiguo del mundo.
§             En EEUU hay alrededor de 68,5 millones de católicos, el cuarto país del mundo con más fieles de esta religión.
§             Los católicos en EEUU son actualmente la mayor confesión religiosa de país.

La decisión del gobierno de Estados Unidos, encabezado por Barack Obama, de cerrar su embajada en la Santa Sede, y trasladar las oficinas respectivas a un anexo de la embajada en Italia, ha puesto de manifiesto su desprecio por la Iglesia católica y por lo que esta representa.
La excusa han sido las razones económicas, para ahorrar 1,4 millones de dólares al año. Perosegún el exembajador de EEUU ante la Santa Sede, James Nicholson, “es otra manifestación de la antipatía de este gobierno tanto hacia los católicos y hacia el Vaticano, y a los cristianos en el Medio Oriente”. En su opinión, se trata de "un insulto a los católicos". 

De la misma opinión parece ser también otro de los antiguos embajadores estadounidenses ante la Santa Sede Raymond Flynn, quien asegura que el anuncio de la Administración Obama refleja una hostilidad hacia la Iglesia Católica. No se trata sólo de que seamos antagonistas de las bombas que matan a católicos en las iglesias de Oriente Medio, sino también de aquellos que restringen nuestras libertades religiosas y quieren cerrar nuestra embajada ante la Santa Sede", dijo en el National Catholic Reporter, según recoge Forum Libertas

Como explica esta misma web, “a nadie se le escapa la animadversión que en Obama despiertan las declaraciones del Papa Francisco, con un discurso contrario al capitalismo feroz, a Wall Street y a la política imperialista de los Estados Unidos; así como la oposición de la Iglesia al aborto y al matrimonio homosexual, dos de los estandartes del presidente estadounidense”.

Para Catholic Vote, la decisión del gobierno de Obama se debe a que “los grupos anti-familia odian al Vaticano. En el escenario internacional, el Vaticano es un feroz promotor de la libertad religiosa, la dignidad de toda vida humana y la familia tradicional. Y la Santa Sede se ha opuesto vigorosamente al imperialismo pro-aborto impulsado por Planned Parenthood y otros durante décadas”. De hecho, Planned Parenthood, la compañía abortista más grande del mundo, apoyó con 15 millones de dólares a la campaña para la reelección de Barack Obama, y asumió el crédito por su victoria en noviembre de 2012.

Así pues, la conexión de Obama con las terminales del Nuevo Orden Mundial (NOM) -aquellas instituciones, organismos, empresas que quieren hacer ingeniería social anticristiana- es evidente. Y lo ha puesto de manifiesto desde que llegó al poder. Por ejemplo, en 2009 Obama levantó la prohibición de investigar con células madre de emb..., decisión que fue criticada por los obispos católicos de Estados Unidos; a la vez que denunciaron a la Universidad de Notre Dame University, una destacada institución católica estadounidense, por dar a Obama un grado honorario. 

Otro ejemplo: con la reforma del sistema de salud de Obama, cada empleador -y la Iglesia Católica es uno-, es comprador del seguro de salud para sus empleados. Y ese seguro incluye de forma obligatoria financiar la anticoncepción, la esterilización y las píldoras abortivas, lo que fue denunciado por los obispos de EEUU: "El Gobierno obligará a las instituciones religiosas a facilitar y financiar algo en contra de su propia enseñanza moral", denunciaron los prelados estadounidenses luchando por la libertad religiosa. 

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos respalda el matrimonio homosexual -otro caballo de batalla del NOM-, tal y como dejó claro en una entrevista en la cadena ABC durante la última la campaña electoral. "Las parejas homosexuales deberían poder casarse", afirmó.  

Pero, además de todo ello, se da la circunstancia de que la Iglesia católica en los Estados Unidos ha crecido considerablemente en la historia del país, de ser una pequeña minoría durante la época de las Trece Colonias a ser actualmente la denominación cristiana y religiosa más grande del país con 68,5 millones de personas. La siguiente confesión religiosa con más seguidores en EEUU es la Convención Baptista del Sur, con 16,1 millones de miembros. La Iglesia Metodista Unida es la tercera confesión religiosa con más seguidores en Estados Unidos, con 7,7 millones de miembros. Los Estados Unidos tienen la cuarta población más grande de católicos romanos en el mundo, después de Brasil, México y FilipinasCon la retirada de su embajada en el Vaticano, Obama demuestra la importancia que le da a la autoridad moral de todos esos ciudadanos estadounidenses. 

El desprecio de Obama por la Iglesia católica tuvo otro episodio en 2009, cuando el Vaticano tuvo que vetar la candidatura de Carol..., hija del asesinado presidente John F. Kennedy, para ser embajadora ante la Santa Sede debido, a su postura pública a favor del derecho al aborto.  

Por ende, Obama es el presidente de EEUU que menos ha visitado el VaticanoEstuvo una vez, de pasada, de vuelta de otro viaje, visitando fugaz.... El hecho de no haber realizado todavía un viaje ex profeso al Vaticano no habla bien, precisamente, de la estima de Obama por la Iglesia católica, cuyo cuerpo diplomático, además, es el más antiguo del mundo. Para muchos países, la embajada en el Vaticano siempre ha sido más importante que la embajada en Italia. 

Obama, definitivamente, se ha quitado la careta.

Andrés Velázquez
andres@hispanidad.com

Publicar un comentario