sábado, 2 de enero de 2016

Tres veces todos juntos: ¡Santa Madre de Dios!, pidió el Papa

Homilías del Papa y Temas sacerdotales

Tres veces todos juntos: 
¡Santa Madre de Dios!, pidió el Papa


El Papa rezó nuevamente en la Capilla mariana que custodia el icono de la amada Salus Populi Romani, en la Basílica de Santa María La Mayor. - OSS_ROM

02/01/2016 16:50SHARE:

(RV).- Tras la intensa jornada del primer día del Año Nuevo, en que el Papa Francisco celebró la Santa Misa a las 10.00 en la Basílica Vaticana – ante la presencia de los Niños Cantores que concluyeron así, en la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios, su Congreso Internacional – y después de rezar la oración mariana del Ángelus – con los fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro en la 49ª Jornada Mundial de la Paz, sobre el tema: “Vence la indiferencia y conquista la paz”, tal como se lee en el mensaje del Santo Padre para esta ocasión – hecho público el pasado 15 de diciembre – el Obispo de Roma presidió a las 17.00, la solemne celebración Eucarística, con el rito de apertura de la Puerta Santa de la Basílica romana de Santa María la Mayor.

El Papa Bergoglio volverá a encontrarse con los fieles el 3 de enero a mediodía, en que rezará el Ángelus dominical, ofrecerá su comentario al Evangelio e impartirá su bendición apostólica a todas las personas que se darán cita en la Plaza de San Pedro y que en estos días acuden para cruzar la Puerta Santa de la Basílica Vaticana y admirar el Pesebre de la Plaza.

0:00


Al término de la celebración Eucarística en la Basílica de Santa María la Mayor, el Papa Francisco se dirigió a la Capilla Mariana en la que se custodia el icono de la Salus Populi Romani.  

El Pontífice procedió a la apertura de la verja con el mismo gesto con el que se abre una Puerta Santa, para detenerse en oración y depositar un homenaje floral ante esta imagen de María tan querida para los fieles de la ciudad de Roma y del mundo entero.

El diácono introdujo este gesto del Papa, invitando a los presentes a unirse a la oración del Santo Padre  para pedir a la Santa Madre de Dios que nos conduzca de su mano hacia el Señor Jesús para experimentar su perdón y la verdadera paz.

Al salir de la Capilla el Pontífice dirigió unas palabras espontáneas a los fieles:

“¡Buenas tardes! Esta es una bella y buena tarde ante la casa de María, nuestra Madre, la Madre de Dios. Ella nos ha traído la Misericordia de Dios, que es Jesús. Demos gracias a nuestra Madre; demos gracias a la Madre de Dios. Y todos juntos, otra vez, digamos como los antiguos fieles de la ciudad de Éfeso: ‘¡Santa Madre de Dios!’. Tres veces todos juntos: ‘¡Santa Madre de Dios!’”.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

Publicar un comentario