jueves, 18 de septiembre de 2014

Parejas convivientes casadas por el Papa

Temas sacerdotales y Homilías del Papa.


Por interesante y aclaratorio lo paso a este blog



Las parejas casadas por el Papa fueron legítimas, explican expertos en medio de “escándalo” mediático

Por Kevin Jones

Pareja de recién casados por el Papa Francisco recibe la Comunión. Foto: Lauren Cater / ACI Prensa
Pareja de recién casados por el Papa Francisco recibe la Comunión. Foto: Lauren Cater / ACI Prensa




ROMA, 16 Sep. 14 / 05:39 pm (ACI/EWTN Noticias).- Que el Papa Francisco haya casado a católicos que cohabitaron o que han tenido nulidades matrimoniales no es un cambio en la doctrina de la Iglesia, explicaron dos expertos, sino que es parte de los esfuerzos de la Iglesia para llevar a la gente hacia Jesús.
En declaraciones a ACI Prensa el 15 de septiembre, John Grabowski, profesor de teología moral de la Catholic University of America, dijo que “creo que hay una percepción en el ambiente, especialmente en algunos círculos de prensa, de que el Papa Francisco está tratando de socavar lo que la Iglesia ha enseñado y lo que la Iglesia ha practicado”.
“Yo no veo absolutamente ninguna evidencia de eso”, aseguró Grabowski, y señaló que “cuando él (el Papa) es consultado sobre estos temas con respecto a la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio, sobre la sexualidad, él es muy firme, diciendo que es ‘un hijo de la Iglesia’”.
Lo que el Papa quiere, indicó el experto, “es simplemente poner el enfoque de la Iglesia en la misericordia, en un encuentro con Cristo como el núcleo de su vida”.
El Papa Francisco celebró el matrimonio de 20 parejas de la diócesis de Roma, el 14 de septiembre. En su homilía, les dijo que Jesucristo “los cura con el amor misericordioso que brota de su Cruz, con la fuerza de una gracia que regenera y encauza de nuevo la vida conyugal y familiar”.
Algunos reportes de medios de comunicación se han enfocado en si algunas de las parejas han tenido nulidades matrimoniales o han convivido antes del matrimonio. La revista Time aseguró que los matrimonios “insinúan cambios por venir” sobre el divorcio y nuevas nupcias.
Sin embargo, Grabowski dijo que él no vio evidencia concreta de que el Papa está “instituyendo algún tipo de cambios radicales”.
De hecho, las acciones del Papa sobre casar parejas convivientes refleja una práctica católica común.
“No es solo el Papa Francisco, es toda la Iglesia que quiere alentar a la gente que vive en una forma que contradice su dignidad bautismal a dejar de vivir así”, dijo.
Las enseñanzas católicas sostienen que la convivencia es “objetiva y moralmente equivocada” y, en un nivel práctico, socava las posibilidades de éxito para el matrimonio. Estudios indican que las parejas que conviven antes del matrimonio son más propensas al divorcio que las parejas que no lo hacen.
En un documento publicado por los Obispos de Estados Unidos en 1999, señaló Grabowski, se dan una serie de pasos que las parejas convivientes pueden tomar para cambiar su situación antes del matrimonio.
Estos pasos incluían dejar de tener relaciones sexuales hasta la boda e ir a confesarse “para tratar de comenzar su matrimonio sobre una nueva base, de tal forma que esta práctica dañina no termine socavando su oportunidad de un matrimonio feliz y exitoso”, dijo.
Por su parte, Mons. Joaquín Llobell, autor del libro “Procedimientos de Matrimonio en la Iglesia”, dijo a ACI Prensa que el matrimonio y la familia “son los primeros medios de Dios para hacernos felices aquí en la Tierra y llevarnos alCielo”.
Mons. Llobell explicó que la fe católica ve una diferencia entre un divorcio y el reconocimiento de un matrimonio inválido, comúnmente conocido como una nulidad.
El divorcio civil, explicó, “rompe un matrimonio válido”, mientras que en contraste, la nulidad de un matrimonio no “rompe lo que ya existía”, sino que es una declaración de la Iglesia de que un matrimonio, en principio, “nunca fue válido”.
Un hombre con un matrimonio previamente nulo “se estará casando por primera vez”, explicó, porque esa unión previa no fue válida debido a una falta en él o en la mujer con quien intentó entrar en unión marital.
Estas faltas pueden incluir asuntos de intención, como el rechazo de tener hijos como propósito del matrimonio, o condiciones tales como una enfermedad mental, que evitan que un verdadero matrimonio se una.
Mons. Llobell es profesor de derecho canónico y ha enseñado en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, y ha servido en el tribunal para la Signatura Apostólica.
“Lo que el Papa Francisco ha dicho más a menudo desde que se convirtió en Papa es que Dios es misericordioso, que nosotros humanos existimos porque Dios nos ha creado como una manifestación de la misericordia de Dios. Por lo tanto la Iglesia, que es el instrumento que Dios nos da para salvarnos, no puede no ser misericordiosa. Es siempre profundamente misericordiosa”, señaló.
Mons. Llobell dijo que la Iglesia es también misericordiosa en casos de presunta nulidad del matrimonio, a pesar de que estos casos son “complicados”.
Si la Iglesia piensa que un matrimonio es válido, “no puede sino decirle la verdad a su hijo: ‘Tu matrimonio no es inválido y por tanto no puedes casarte una segunda vez’”.
“Y eso es dicho con amor, explicando por qué, y con una misericordia que es compatible con la verdad”.
El profesor Grabowski aconsejó que el matrimonio de convivientes tampoco debe ser malinterpretado, pues “no es una validación de la convivencia”, sino “una eliminación de la convivencia”.
“Es permitirles salir de un estado que objetivamente contradice su profesión cristiana y su bautismo cristiano”, dijo.
Grabowski indicó que la ley canónica “habla de la libertad del bautizado a casarse” y que la Iglesia y sus ministros no pueden “poner ningún obstáculo frente a eso”.
El experto señaló que sacerdotes individuales que han puesto barreras a convivientes que deseaban contraer matrimonio han sido corregidos por sus obispos.
Esto no significa que los católicos quieran alentar a las parejas a convivir, explicó.
“No queremos afectar o impedir la libertad del bautizado a casarse y salir de lo que es un estado objetivo de pecado”, indicó.


Publicar un comentario