sábado, 12 de abril de 2014

Síntesis de la homilía del Papa Francisco en las Misa de Santa Marta 2014-04-04

Temas sacerdotales y Homilías del Papa.


Caminar humildemente siguiendo a Cristo, 
alientan los Obispos de Bolivia, con el Papa
2014-04-04 Radio Vaticana


(RV).-   (con audio) Con el Mensaje cuaresmal del Papa Francisco «miramos nuestra realidad en sus desafíos de solidaridad y de esperanza», señalan los Obispos de la Conferencia Episcopal de Bolivia, que al concluir su 97 Asamblea, dirigieron un Mensaje de Cuaresma al Pueblo de Dios.
“Camina humildemente con tu Dios” (Miq 6,8) es el título elegido por los prelados de Bolivia, para su mensaje, en el que comparten el del Obispo de Roma. Y recuerdan que el “Papa Francisco, nos invita a la conversión “desde el seguimiento de Cristo”, quien “siendo rico se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza” (2 Cor 8,9). Y que “a imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas.”Haciendo hincapié en que, el mensaje cuaresmal pontificio advierte que “la miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza”. Y que «podemos distinguir tres tipos de miseria: la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual”, los Obispos de Bolivia señalan, en lo que respecta a la miseria material, la que han “tocado en los rostros sufridos de tantos hermanos nuestros, víctimas de las inundaciones e inclemencias del tiempo". Y sin olvidar los signos de esperanza y solidaridad de numerosas personas e instituciones públicas, privadas y eclesiales, piden a las autoridades responsables del bienestar de la población que "apoyen la rehabilitación hasta que se repongan condiciones de vida digna para los damnificados". De igual forma, exhortaron a "que se promuevan acciones para un mayor cuidado de la naturaleza, don de Dios, y se trabaje en la construcción de las infraestructuras necesarias para afrontar los fenómenos climatológicos cada vez más desafiantes".
Ante la miseria moral, los obispos de Bolivia expresan su preocupación por "el escándalo que se difunde cada vez más en el país por la creciente y siempre más evidente corrupción", la cual se visibiliza en el ejercicio de la justicia, así como en los fenómenos del narcotráfico y la drogadicción que afectan, principalmente a la juventud. Por otra parte, señalan que "siendo este un año electoral”, piden que “todas las propuestas que se presenten sean honestas y fundamentadas en proyectos positivos y creíbles y que no se conviertan en una guerra sucia de falsas imágenes y descalificaciones, como hemos experimentado en el pasado".Reflexionando sobre la miseria espiritual, lamentan las consecuencias de "una vida sin Dios", en el deterioro de los valores éticos y morales en la convivencia social, con graves consecuencias como "la inseguridad ciudadana, la violencia, el recurso a la justicia por manos propias, el alcoholismo, el abuso y la explotación sexual de menores, la trata de personas, la insuficiente atención a niños y jóvenes en desventaja social".
La Conferencia Episcopal de Bolivia, al concluir su mensaje con un llamado a la esperanza y a la conversión - recordando que "todos somos pecadores e invitados a convertirnos, llevando la luz del Evangelio a la vida cotidiana para ser fieles a Cristo" – reitera una vez más su alegría ante la canonización de los “Papas Juan XXIII y Juan Pablo II testigos de la esperanza y del amor de Dios, que han marcado profundamente no sólo la vida de la Iglesia sino de toda la humanidad”.
Para luego invocar a “María, Madre y fiel discípula de su hijo Jesús, que estuvo al pie de la cruz”, con el anhelo de que “nos acompañe y guíe en este tiempo de cuaresma”. (CdM - RV)

Publicar un comentario